Home » ARTICULOS » Como afrontar un trabajo freelance

Como afrontar un trabajo freelance

En la mayoría de los casos la forma de iniciarse en esta profesión suele ser con trabajos freelances. Pequeños encargos que nos llegan a través de algún conocido o anuncio en la web.

Una de las cuestiones que generan más dudas en nuestros inicios es cuánto dinero sería correcto pedir por un determinado trabajo. Siempre existe el temor a pasarnos con la cantidad o quedarnos cortos pidiendo.

La respuesta es más sencilla de lo que parece. Tenéis claro que esta va a ser la profesión a la que queréis dedicaros, no va a ser un hobby, sino un trabajo que os va a permitir pagar vuestras facturas y vivir con normalidad. Sea trabando como animador o trabajando como dependiente en unos grandes almacenes, el fin es el mismo, ganarse la vida dignamente con vuestro trabajo. Por lo tanto lo primero que debéis pensar es cuánto dinero es justo cobrar mensualmente para que podáis vivir dignamente con vuestra profesión. Pensar que a esta cantidad tendréis que sumarle el IVA, restarle el IRPF, restarle la cuota de autónomos y restarle también los impuestos sobre los beneficios que tendréis que pagar a Hacienda cuando hagáis la declaración. Una cosa es el salario bruto qué vais a cobrar y otra el neto, que es el que queda después de pagar vuestros impuestos. Aseguraros de que la cantidad neta es el salario que os permitirá vivir de una forma digna. Esta cantidad bruta de salario mensual la dividís entre los días que tiene el mes para saber cuánto debéis cobrar por una jornada de trabajo.

El siguiente paso es hacer una estimación de los días de trabajo que os va a llevar hacer vuestro encargo freelance y multiplicarlo por lo que debéis cobrar por una jornada. En este momento tenéis la cantidad justa que cuesta hacer este trabajo. Pero aún no es la definitiva, porque tenéis que considerar que todos los trabajos freelances tienen un periodo posterior a la entrega en la que se suelen pedir cambios. No conozco ningún trabajo freelance que haya sido aprobado a la primera. Los cambios están a la orden del día, de modo que lo correcto sería que sumarais a esa cantidad un veinte por ciento más para que los cambios estén también incluidos en el presupuesto. Ahora tenéis el presupuesto listo para presentar a vuestro cliente (ok)

¿Pero qué pasa si el cliente os dice que es mucho y no acepta vuestro presupuesto? Pensarlo bien, lo que os está dando a entender es que no está dispuesto a contratar a un profesional. Tenéis claro que esta es vuestra profesión y que sabéis muy bien lo que vale vuestro trabajo. Muy a vuestro pesar, tendréis que rechazarlo. Tenéis ilusión por conseguir el trabajo, es vuestra oportunidad para iniciarnos en la profesión y “meter la cabeza”, pero no debéis permitir que vuestra ilusión merme vuestra capacidad de raciocinio. Si aceptáis rebajar la cantidad estaréis tirando piedras a vuestro propio tejado y sentando precedentes para el futuro que no vienen bien a la profesión a la que queréis dedicaros. Tenéis que dejar claro que sois profesionales y que el presupuesto presentado es el correcto, es lo que vale vuestro tiempo y el oficio que tanto os ha costado conseguir aprender.

Otro punto importante es la firma de un contrato. Un documento que deje claro el trabajo que debéis entregar a vuestro cliente y la remuneración qué vais a obtener a cambio. Pensar que las palabras se las lleva el viento 🙂 En este contrato deberéis incluir la siguiente información:

  • Identificación de las partes: Quién contrata y a quién
  • Detalles del trabajo a realizar
  • Responsabilidades de cada parte en cuanto a la entrega de material, fechas, etc…
  • Formas de pago.
  • Qué ocurre si una de las partes cambia de opinión o desea cambiar cierta parte del encargo.

Por último una advertencia sobre los “corsarios de la animación” que amparados en los vacíos legales que existen en nuestro país, consiguen en más de una ocasión tomarnos el pelo. En esta profesión, igual que en cualquier otra, existen una serie de personas que pretenderán abusar de vuestra ilusión y tratarán de que trabajéis gratis prometiendo “grandes” ventajas de futuro. Nunca aceptéis malas condiciones de trabajo o trabajos gratuitos que permitan a estos “corsarios de la animación! seguir viviendo a costa de los que estáis empezando en esta profesión.

Espero que todos estos consejos os sean de ayuda para poder gestionar vuestros próximos trabajos freelances y contribuyan a que os podáis ganar la vida de una forma digna con esta profesión.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*